Omar Etcheverry

ANDRÉS GALEOTTI.

Guillermo Ibarra

Esta es una edición mensual en la que recordaremos a distintas personas que por algún motivo se han ido de Navarro hace años, pero no de nuestros corazones. Con ellas, queridos lectores, seguramente habrán compartido momentos y aquí podremos recordarlos. Nos enteraremos de su actualidad y también (y esto es lo más importante) de su paso por nuestra querida ciudad.

La edición de septiembre está protagonizada por Andrés Galeotti.

Que lo disfruten…..

E.N.-  Contanos, en qué año te fuiste de Navarro? ¿Qué sentiste al irte?

Me fuí en el año 1987. Nos mudamos con mi madre y mi hermana Lorena a La Lucila.
A mi madre le habían ofrecido un trabajo en un Colegio de Zona Norte y sumado a algunos problemas económicos y familiares precipitaron la decisión.
Recuerdo que no estaba muy contento con la idea de mudarme, pero como acababa de terminar la primaria en el Colegio San José y tenia que entrar en el Secundario, era una oportunidad.
El día que hicimos la mudanza fue un día muy triste para mi.

E.N.-    La vida de tus padres y hermanos en Navarro…

Mi padre se llamaba Atilio Agustín Galeotti, falleció en el año 2007. Era médico, trabajaba en el Hospital Público de Lobos y tenía su consultorio en la calle Las Heras, donde vivíamos.
Ademas durante varios años daba clases de biología en el Colegio San José en el nivel secundario. Participaba ademas en en el Rotary Club y en la organización del Club de Pesca de la Laguna.
Mi madre María Teresa Kowalczewski, vive en Olivos, fue profesora de inglés en el colegio San José y en el Colegio San Lorenzo.
Wanda es mi Hermana mayor, se recibió de periodista en la ciudad de La Plata, mientras vivía en Navarro colaboraba en Interact, actualmente vive en Marcos Paz, esta casada con Jorge Rulli, y tiene 4 hijos ya grandes dispersos por Argentina, le gusta cantar y tiene su atelier de pintura.
Marina se recibió de profesora de Educación Física, vive en Lobos, casada con Marcelo Porcel, tiene dos hijos. Actualmente se dedica a la docencia, siendo fundadora del Colegio Horizonte en la ciudad de  Lobos.
Lorena, vive en Chile, está en pareja, tiene dos hijas adolescentes, y se desempeña como médica.

E.N.-    Recuerdos o anécdotas de tu vida en nuestra ciudad.

Recuerdos y anécdotas, miles.
En los años 80´s Navarro era una ciudad muy tranquila y segura, obviamente las puertas de las casas estaban abiertas y sin llave.
Con mis amigos vivíamos a toda hora andando en bici por todo el pueblo, la hora de la siesta la pasábamos en el club Dorrego, haciendo lío en la cancha de paleta, o yendo a andar en bote a la laguna.
No era muy futbolero, prefería estar haciendo juegos en el jardín de mi casa, explorar alguna casa abandonada con mi amigo Darío Tierno, o Pablo Aón. Había muchos terrenos baldíos donde armar refugios secretos.
Varias veces a la semana luego del almuerzo recorríamos la laguna y probábamos un poco de suerte tirando la caña en la compuerta y por la noche iba con mi viejo al club Rivadavia a jugar al Ajedrez.

E.N.-    Lugares de Navarro y personajes que no olvides.

Recuerdo mucho a mi maestra de la primaria Alicia Esaín, fue ella la que me despertó la curiosidad por los libros y recuerdo también a la señorita Mary!.
Lugares mágicos de Navarro que no olvidaré. A media cuadra del colegio San José estaba una casa de reparaciones de televisores, creo que Casa Diez, era inspirador pasar por la vidriera y ver pilas arrumbadas de aparatos viejos llenos de polvo. Junto con Caio, un servicio técnico que estaba en la calle donde estaba el cine (otro lugar mágico) despertaron mi pasión por la electrónica.
El fotógrafo infaltable en todos los actos del pueblo, Gorosito. La P.B.D donde compraba todas las semanas la Billiken y otras revistas.
La antigua oficina de telefonÍa, luego el primer teléfono público del pueblo en la plaza.
Las carreras de bicicletas los domingos. Pablo Pascual entrenaba duro, y Mariano Ferzzola con su bicicletería.
La familia Minetti y su almacén, lleno de olor a canela y especias. La colonia de vacaciones de Jorge Cura. Las fogatas de San Pedro y las fiestas patronales de San Cayetano, con los puestos callejeros. La sirena de los bomberos cuando había un incendio.
La plaza Dorrego con un árbol gigante para trepar y obviamente, la laguna.

E.N.-    Amigos de la época en la que estuviste acá.

Pablo Pascual y Gastón Correia eran el dúo dinámico. Pablo Aón y Darío Tierno eran los incondicionales para cualquier travesura a la hora de la siesta. Marcelo Isoardi, Eduardo Diaz, el grandulón de Mariano Ferzzola, Martín de Chai Do Kwan. Las chicas Alejandra Podestá, Evelín y Carina Merlo eran inseparables. Ramiro Minetti era como mi segundo hermano junto con su familia.

E.N.-    ¿Cómo es tu vida hoy?

Hoy  tengo una empresa de insumos para músicos, fabricamos equipos electrónicos principalmente para guitarristas y bajistas.
Trabajamos con las principales bandas del circuito, entre ellos, Los  Auténticos Decadentes, Babasónicos, Pez, Richard Coleman, David Lebón, etc ,etc.
Actualmente tengo una vida muy movida e intensa.

E.N.-    ¿Cómo está conformada tu familia?

Vivo y trabajo en el barrio de Floresta en Capital Federal desde hace más de 18 años. Estoy casado Con Natalia Marin y tengo dos hijos, Mateo (15) y Nicolás (9).

E.N.-    Un mensaje para tus conocidos de Navarro.

A todos mis compañeros de la infancia les mando un abrazo y les sugeriría que cuiden mucho lo que tienen. La Laguna es un lugar único que merece todo el cuidado del mundo.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
200 Danza Clasicas
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
Pirri del Rio
Don Julio
 Carniceria Sebastian
LaveRap
Almi
La Casa del Artesano