Omar Etcheverry

KIKE TOLOSA.

Guillermo Ibarra

Esta es una edición mensual en la que recordaremos a distintas personas que por algún motivo se han ido de Navarro hace años, pero no de nuestros corazones. Con ellas, queridos lectores, seguramente habrán compartido momentos y aquí podremos recordarlos. Nos enteraremos de su actualidad y también (y esto es lo más importante) de su paso por nuestra querida ciudad.

La edición de noviembre está protagonizada por Kike Tolosa.

Que la disfruten….

E.N.-: Contanos, ¿En qué año te fuiste de Navarro? ¿Qué sentiste al irte?

Me fui de Navarro en el año 1976. Me había salido un nombramiento en el banco Provincia, pero Alfredo Martínez, un gran amigo, me propuso ir a trabajar a Buenos Aires. Viví un tiempo con él y compartimos la misma empresa durante unos años. Tengo un gran recuerdo de Edgardo Martínez, su padre, una persona maravillosa, que me abrió las puertas de su casa; donde me sentí muy contenido. Recuerdo esas cenas que nos invitaba a un bodegón en la esquina de Bulnes y Lavalle con tantas anécdotas.

Me fui de Navarro a los 18 años, expectante de la vida en Capital Federal; pero una vez allá, recuerdo esperar siempre el fin de semana para poder volver, tomar el tren en la Estación Buenos Aires en Pompeya para llegar a la estación de Trocha, con muchas ganas de ver a mi familia: Mis padres, mis dos hermanas Mincha y Teresa, mis tías y mis amigos.

Después de vivir y trabajar con Alfredo, trabaje en diferentes empresas en Buenos Aires, siempre en el área de sistemas.

E.N.-: Contanos como era tu vida en Navarro.

Durante mi infancia viví en el campo con mis padres, hice la primaria en la escuela rural N°4 a la cual iba a caballo todos los días. La escuela completa, de 1ro a 7mo grado se componía solo de 12 alumnos, con una maestra y directora maravillosa: Irma De Lamadrid, que venía en auto y cada vez que llovía íbamos a buscarla en sulki a la ruta. Ya a los 12 años, me fui a vivir al pueblo, a la casa de mi hermana Mincha; allí cursé la secundaria en el colegio San Lorenzo. Recuerdo jugar al futbol en la canchita donde ahora está la terminal, jugar al basket en el club Dorrego y quedarnos a ver los terribles partidos Papi Futbol.

E.N.-: Recuerdos o anécdotas de tu paso por nuestra ciudad.

No olvido nuestras escapadas a Lobos para ir a bailar, de donde muchas veces volvimos corriendo ajajaja. Los asaltos en la casa de Julio Oharriz. Las noches que llegaba un poco tomado y mi hermana me hacía dormir en la galería de la casa. Los helados en la heladería del Chino García. Los corsos de esa época, donde todos nos juntábamos en la esquina de la casa de mis tías y pasábamos momentos muy lindos.

E.N.-: Lugares de Navarro y personajes que no olvides.

Como olvidar el restaurante de Pikula y sus milanesas a la napolitana. Pasar por lo de Girota antes de ir a bailar, era la previa infaltable de la época antes de ir a la Confitería de Pike a bailar. Mis profesores de la secundaria: el Dr. Casal, Bubi Hevia, el Padre Pironio (que me mandaba siempre a examen. Una gran persona!) me dejaron grandes enseñanzas.

E.N.-: Amigos o conocidos de la época en la que estuviste acá.

Tendría que nombrar a muchos…Todos mis compañeros de la secundaria, con quienes compartí cada una de mis tardes, momentos inolvidables, que pudimos recordar cuando nos reunimos toda la promoción 75 del San Lorenzo, después de 40 años. Hay un amigo de mi viejo que recuerdo mucho, Tucuta Daireaux, con quien compartí largas charlas en el Club Atlético.

E.N.-: ¿Cómo es tu vida hoy?

Hoy vivo en Capital Federal, soy Visitador Médico hace 30 años. Pasé por distintos laboratorios. Siempre visito Navarro, a mi familia y al recorrerlo siempre encuentro algún viejo amigo.

E.N.-: ¿Cómo está conformada tu familia?

Estoy casado hace 38 años con mi esposa Matilde, tenemos 2 hijos: Martín de 33 años que es visitador médico; por la especialidad que hacemos compartimos muchas cosas; y Mariana de 28, que es Licenciada en Marketing, trabaja en Colgate. No soy abuelo todavía!! A ver si se apuran!!!

E.N.-: Un mensaje para tus conocidos de Navarro.

Mi cariño a toda la gente de Navarro, me encanta volver, sigo encontrando hoy con mi familia mi lugar ahí, a mis hijos les encanta ir. Deseo que cuidemos al pueblo, que los jóvenes tengan posibilidades laborales para no tener que irse y poder seguir conservando el encanto que siempre tuvo Navarro.

Te quiero agradecer a vos Guillermo, por esta maravillosa oportunidad de conocer la vida de quienes nos fuimos hace muchos años de Navarro. Esta es una manera de poder recordar nuestro pueblo de aquellos años.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas y verlas completas.

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
200 Danza Clasicas
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
Pirri del Rio
Don Julio
 Carniceria Sebastian
LaveRap
Almi
La Casa del Artesano