Omar Etcheverry

Un cuadro de Mama Antula se entronizó el sábado en la Capilla de la Medalla Milagrosa de Almeyra.

Guillermo Ibarra

La Beata Maria Antonia de Paz y Figueroa más cerca de la comunidad de J.J. Almeyra.

El sábado 18 de noviembre se entronizó en la capilla de la Medalla Milagrosa un cuadro de Mama Antula, como se la conoce popularmente.

María Antonia de San José nació en Santiago del Estero en el año 1730, y desde muy temprana edad sintió que debía servir a Dios pero no lo hizo como religiosa sino consagrándose a él, ya que veía la necesidad de peregrinar por nuestras tierras acercando a las personas a Dios y dándoles a conocer sus dones.

Colaboró con los jesuitas y continuó su obra cuando estos fueron expulsados en 1767. En esa época solo tenía 15 años e hizo una promesa privada de castidad y pobreza. Decidió dedicar su vida a la difusión de los ejercicios espirituales. Recorrió pueblos como  Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Córdoba. Y, desde 1779 llegó a Buenos Aires, donde hizo construir una casa para los ejercicios  que hacía por todos los lugares donde pasó. Esa casa se  conserva aún en la avenida Independencia al 1100. Es la Santa Casa de Ejercicios, el edificio más antiguo que tiene la ciudad de Buenos Aires.

Fue peregrina de la fe y la esperanza. Muchas personas hicieron ejercicios espirituales en aquella época. Estancieros, personas de bajos recursos, esclavos, próceres; tanto hombres como mujeres. Mezcló a las distintas clases sociales en un mismo lugar. Unos servían a otros sin distinción. Algo muy novedoso para su época. Allí también se forjaron las ideas revolucionarias e independentistas que luego llevaron a cabo los padres de la patria.

Murió el 7 de marzo de 1799 en Buenos Aires. Y el 27 de agosto de 2016 fue beatificada en su provincia natal. Ya en vida había realizado milagros y prodigios.

Por todos estos motivos es considerada madre de la patria y el pueblo argentino clama por su canonización. Es ejemplo de mujer moderna por su valentía, fortaleza y por ser emprendedora.

¿Cómo llega una obra de mama Antula a nuestra comunidad?

Como es de imaginarse mama Antula no tuvo hijos pero si tiene descendientes colaterales por parte de su familia. Ellos impulsaron la causa de canonización. Parte de esa familia se encuentra en la localidad de José Juan Almeyra y parte también de ella pasó por nuestras tierras. Debido a eso cuando Maria Benicia Costa Paz sintió la inspiración para pintar un cuadro sobre ella, creyó que debía quedarse junto a nosotros, en honor a aquellos bellos y emotivos recuerdos de su infancia.

La entronización debía ser una fiesta y asi fue. Tuvimos además de la grata presencia de la pintora que vino a contarnos el porqué de su decisión, la visita de Luisa Sanchez Sorondo también descendiente colateral de mama Antula y fiel colaboradora de impulsar su causa. Nos dio una charla sobre  su vida, muy interesante, donde aprendimos detalles desconocidos y nos encariñamos aún más de ella. Acompañó la comunidad en general, los chicos de catecismo, personas de otras localidades y el padre Fausto Simon.

Conocer sobre la vida de María Antonia de San José nos impulsa a creer que no hay empresas imposibles cuando Dios está de nuestro lado. Todas las dificultades por las que pasó no amedrentaron en nada sus objetivos y eso nos debe servir de ejemplo e inspiración en nuestro caminar por esta vida.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas y verlas completas.

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Espacio 202
Cecilia Merlo
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Arco Iris
Panaderia El Sol
Farmacia Osacar
 Carniceria Sebastian
Hotel Navarro
Rotiseria Las Palemeras
Sociedad Rural