Omar Etcheverry

13 de septiembre. Día del Bibliotecario.

Guillermo Ibarra

El 13 de septiembre se celebra, en nuestro país, el día del bibliotecario. En 1954 se dicta el decreto que fija esta fecha en homenaje a la labor de los bibliotecarios en favor de la comunidad
Los orígenes de la fecha datan de 1810 cuando en la Gazeta de Buenos Aires, en la edición del jueves 13 de septiembre, aparece un artículo titulado “Educación” donde se lee: “… ha resuelto la Junta formar una Biblioteca Pública, en que se facilite a los amantes de las letras un recurso seguro para aumentar sus conocimientos. Las utilidades consiguientes a una Biblioteca Pública son tan notorias, que sería excusado detenernos en indicarlas…”-“… por fortuna tenemos libros bastantes para dar principio a una obra, que crecerá en proporción del sucesivo engrandecimiento de este pueblo. La Junta ha resuelto fomentar este establecimiento…” “… nombrando desde ahora por Bibliotecarios a el Dr. D. Saturnino Segurola y al Rvdo. P. Fray Cayetano Rodríguez..” y “… nombra por protector de dicha Biblioteca al Secretario de Gobierno Dr. Mariano Moreno…”
De este texto se desprende que el doctor Saturnino Segurola y Fray Cayetano Rodriguez, fueron los primeros bibliotecarios oficiales de la nueva era de la independencia de la República.
En 1942, el Centro de Estudios Bibliotecológicos del Museo Social Argentino presenta el proyecto de realizar actividades que se destacaran para celebrar el “Día del Bibliotecario”, establecido en el Congreso de 1942, convocando así a las “Jornadas Bibliotecológicas Argentinas” que se realizaron a partir de 1946.
Así, recién en 1954, se establece el Día del Bibliotecario, cuando se dicta el decreto 17.650/54.

El Navarrero saluda afectuosamente en su día a todos los bibliotecarios y muy especialmente a los de Navarro: Florencia Barreira, Silvina Tierno, Perla Aguilar, Raquel Giraudo, Milagros Meccia, Silvia Radrizzi, Alicia Esain, Viviana Tabasso, Leonor Meoniz, Julieta Tito, Patricia Silveyra, Patricia Coronel, Laura Besancenet, Walkiria Bernareggi, Marita Brescia, Liliana Fernández, Graciela Spinoso, Gladys Tessari, Lorena Vacarini, Buby Hevia, Luciana Pombo, Marita Sánchez, Analía Rasero y Gabriela Pastorini. Para el final quería dejar a Héctor Miranda. Hablar de Héctor es exactamente lo mismo que hablar de la Biblioteca. Años y años de dedicación, de entrega, de pasión por lo que hace. La Biblioteca es su casa y los chicos que concurren, sus hijos. Así lo demuestra a diario. Yo tuve la dicha de estar casi un año ingresando libros al sistema digital cuando se tomó la decisión de hacerlo y ser compañero suyo. Hermosas tardes de charlas con Héctor, y Matilde Córdoba que lo acompañaba en esos años. Poco queda por decir que no se haya dicho de él. Sólo expresar algo muy simple…»la Biblioteca sin Héctor, no sería la Biblioteca». Felíz Día!!! 

Publicada a las 6,40.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural