Omar Etcheverry

35 AÑOS DE LA RENDICIÓN EN MALVINAS.

Guillermo Ibarra

La guerra duró 74 días. Murieron 649 argentinos que lucharon con coraje y honor. En los últimos días de la guerra recrudecieron los bombardeos de ablande, sobre todo en los montes Longdon, Dos Hermanas y Harriet. La rendición llegó el 14 de junio a las nueve de la noche. Los soldados combatieron hasta el minuto final entre bombardeos constantes de la flota británica. Los prisioneros fueron llevados a Puerto Argentino. Permanecieron unos días más en las islas y  fueron embarcados en el buque inglés Canberra, que el 19 de junio arribó a Puerto Madryn con 4.167 combatientes. Más allá de la derrota hubo muchos oficiales, suboficiales y soldados que dieron muestra de extraordinario valor y liderazgo en condiciones extremas. Los ingleses confiscaron casi 11 mil armas y más de 4 millones de municiones. Los combates finales del 11 al 14 de junio fueron los más sangrientos y cruentos de la guerra. Los ingleses sufrieron 255 bajas durante el conflicto armado de 1982. La rendición buscó evitar el combate casa por casa que aumentaría la matanza, luego de enfrentamientos armados que se extendieron hasta pasado el mediodía del 14 de junio. Exhaustos, muchos combatientes argentinos llevaban sesenta días en las mismas posiciones, en un clima extremo y bajo fuego desde el 1° de mayo. A las once y cuarto de la noche del 14 de junio, Margaret Thatcher le anunció a la Cámara de los Comunes la rendición de las tropas argentinas. Los prisioneros fueron alojados en un galpón en Puerto Argentino. Y, como durante toda la guerra, en ese refugio se escribió POW (Prisioners of War). En los días finales muchos soldados, aislados o en grupos, armados y desarmados, confluían en Puerto Argentino. Estaban separados de sus unidades y abatidos luego de enfrentar tremendos combates. La derrota en Malvinas precipitó el fin de la dictadura y de la Junta Militar que gobernaba el país: el General Leopoldo Fortunato Galtieri, el Almirante Jorge Isaac Anaya y el Brigadier Basilio Lami Dozo.

Allí en medio de todo ese horror hubo chicos de nuestro pueblo. Navarreros en la guerra. dios quiso que puedan volver sanos y salvos a reencontrarse con sus familias y amigos. HONOR Y GLORIA A NUESTROS VETERANOS.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural