Omar Etcheverry

Historias de esfuerzo y superación. «Vení Nalerio», vas a ser parte de la primera de Flandria

Guillermo Ibarra

Desandando el camino a primera división.

«Vení Nalerio», resonó el llamado del técnico de la cuarta. Al otro día, Alejandro debería presentarse en Tigre para jugar para la primera de Flandria. El momento que todo jugador espera, había llegado. De golpe, afloraban los recuerdos como si Ale hubiese tenido una vida larga y agitada, pero evidentemente no había sido así. Apenas, si tiene 18 recién cumplidos. En Villa Moll, nos cuenta, fueron sus primeros contactos con la número 5, con sus abuelos; nada más lindo. A los 6 se vino a Navarro y continuó en el Club Dorrego. En inferiores (2002/3) a veces lo ponían de lateral derecho y a veces de 5; su físico así lo exigía.

Ale nos cuenta que El Celeste fue muy importante en su vida deportiva. Allí dió sus primeros pasos, aprendió lo básico, hizo amigos y entabló una relación de mucho respeto con sus entrenadores. Luego de una breve experiencia en España, fue a probar suerte en Flandria, donde ya estaba Jeremías Silva. A pesar de realizar buenos entrenamientos, le dijeron que había varios número 5 y que habría que pelearla. A su juego lo llamaron; durante toda esta entrevista, la palabra esfuerzo fue la que más repitió Alejandro.

En 2017 no pudo concurrir a todos los días de entrenamiento, pero a pesar de ello, al año siguiente lo ficharon y tuvo sus primeros partidos como suplente. Fue un torneo corto en el que varias veces fue utilizado como número 8. En el arranque del torneo siguiente recuperó su lugar y en el primer partido tuvo la posibilidad de convertir. A partir de entonces, nunca largó la titularidad. En ese torneo perdieron en semis contra Temperley.

En 2019 se lesionó y volvió nuevamente en los últimos encuentros del año. En el arranque de 2020, lo convocan a Reserva, y en el debut, marcó un gol en los primeros minutos.

La obsesión de llegar a la primera fue creciendo paralelamente con el desarrollo de la pandemia. Ale no descuidaba su físico y las ganas eran cada vez mayores. Cuando su categoría volvió a hacer fútbol, lo hacía de mañana contra la cuarta. Hasta que llegó el llamado….. Un día viernes, el técnico lo apartó junto a otro grupo y quedaron convocados para enfrentar a la primera de Tigre al día siguiente.No se sorprendió porque había trabajado mucho para ese momento, puso más fuerzas aún y se autoconvenció de que la gran oportunidad había llegado. Llegó una segunda citación para enfrentar a All Boys y posteriormente el P.F. Martínez, lo convoca para entrenar con la primera todos los días. Había llegado la hora de compartir su alegría con su familia, pilar fundamental en la corta carrera de Ale; así lo hizo. Ahora insiste en que con esfuerzo, constancia y disciplina, todo se puede y se podrá, y como no podía ser de otra manera, quiere dar lo mejor a diario, no sólo por él, sino por su familia y sus abuelos. Llegó la hora de Ale y estamos tan felices como él de que así sea……

Un poco de la historia del Club.

El Club Social y Deportivo Flandria es una institución deportiva argentina fundada el 9 de febrero de 1911 por Julio Steverlynck. Una de sus actividades principales es el fútbol y está afiliado a la AFA desde 1947. El 12 de junio de 2016 ascendió a la Primera B Nacional (segunda división del fútbol argentino). Hoy en día milita en la Primera B.

En 1928 el empresario algodonero de origen belga Julio Steverlynck establece una fábrica en Jáuregui, perteneciente a la ciudad de Luján, donde trabajaba una gran cantidad de inmigrantes europeos. Estos formaron un equipo de fútbol y disputaron sus primeros partidos contra el club Jauregui Juniors y combinados de Luján y Mercedes. Durante la llamada «Década Infame» lucían una casaca con franjas verticales bajo el nombre de Flandria. Para 1935, pasó a llamarse Villa Flandria.

El 9 de febrero de 1941, en una reunión extraordinaria de vecinos de Jáuregui en el salón Rerum Novarum, se propuso a la población que la institución agrupe a sus familias mediante actividades culturales y la práctica de deportes. Luego, se designó la primera comisión directiva del club Flandria, presidida por José Delesie, que estaba integrada por los siguientes miembros: Armando Galcerán (Secretario), Abel Etchart (de Actas), Alberto Perazo (Tesorero) y Norberto Dezarnaud (Pro). Ese mismo año el Club obtendría el título en la Liga Lujanense. Los primeros encuentros de local eran disputados en la cancha Municipal de Luján. Volvió a consagrarse campeón de la Liga Local en 1944.

En 1946 se le concedió la personería jurídica. En 1947 se afilió a la AFA y comenzó a participar de la Tercera de Ascenso. Una vez afiliado a la AFA, en su primer partido oficial Flandria obtiene la victoria, en un cómodo 5 a 3 ante Alumni de Villa Urquiza con goles de Caricatto, Brando, Cabral y Folgueira en dos ocasiones. Caricatto se convertiría así en el autor del primer gol oficial en la historia aurinegra.​

La primera vez que Flandria hizo las veces de local en un torneo oficial AFA fue enfrentando a San Telmo y el encuentro finalizó 1 a 1 con gol de Holvoet. Ese partido se jugó en la cancha del Chano, actual cancha de fútbol infantil del colegio San Luis Gonzaga, que también se encuentra en Jáuregui, la cual reemplazaba al viejo predio emplazado al costado del Teatro Rerum Novarum que se usaba previamente como cancha local. Así en su primera incursión en el fútbol profesional obtuvo 19 puntos en 30 fechas.​

En 1952 el Canario se consagra campeón y obtiene el ascenso a la Primera C, donde realiza exitosas campañas en 1953 y 1957 en las que logra el subcampeonato detrás de El Porvenir y Defensores de Belgrano.

Flandria es de la «B»

En el año 1972 el club obtuvo el ascenso a la Primera Divisional B (segunda categoría de AFA en aquel entonces).3​ El logro llegó merced al subcampeonato obtenido con 57 puntos, a cuatro del campeón Defensores de Belgrano. Pero el segundo lugar no fue en soledad, ya que Sarmiento de Junín logró los mismos puntos y el segundo ascenso debió dirimirse en una verdadera final, jugada el 12 de diciembre de 1972 en el estadio de Ferrocarril Oeste. El canario de Jáuregui, acompañado de una verdadera multitud entre la que se incluía su mentor don Julio Steverlynck, venció 3-1 con dos goles de Nocella y uno de Apariente.

Luego de salvarse del descenso en 1976, al año siguiente conseguiría su mejor campaña histórica. Cuando en 1977 quedó a 8 puntos de ascender a la Primera División. Logró 40 unidades y terminó en la quinta posición. Dos años después, en 1979 y tras terminar en el último puesto, el club retornó a la Primera C.

La década de 1980 fue una década sumamente magra deportivamente, salvo los años 1983 y 1985, donde el equipo ingresó al reducido, pero sin éxito.​

A principios de la década de 1990 el club pasa por sus peores horas en lo institucional, tras la convocatoria y cierre de la Algodonera, el club no tuvo asegurada su supervivencia y caminó por un tiempo en la cornisa de la quiebra y la desafiliación. No obstante, en lo deportivo las campañas son aceptables para la mantenerse en la cuarta categoría. Ingresa al reducido en las Temporadas 1994/95, 1995/96 y 1996/97.

Años dorados

En 1998 volvió a la B Metropolitana, tras ser campeón del Torneo Clausura 1998 y ganar las finales ante Ituzaingó con un contundente resultado global de 5-0.​ La primera temporada en la nueva categoría lo encuentra haciendo un aceptable Apertura (22 puntos en 17 PJ) y desmejora en el Clausura (19 puntos en 17 PJ). No obstante el desempeño le permite cerrar la temporada 1998-99 en 13° lugar de 18 equipos con 41 puntos, y con relativa comodidad respecto a los promedios.

En la 1999-00 el equipo de Santorelli se transforma en la sorpresa del certamen. Con una gran regularidad, termina 4° con 53 unidades en 34 PJ (13 PG, 14 PE, 7 PP). El equipo termina a solo 7 unidades del ganador del torneo, aunque en el reducido la ilusión queda trunca rápidamente: caída sin atenuantes 0-3 ante Defensores de Belgrano a pesar de tener la localía y la ventaja. En 2000-01 termina 17° con 34 unidades en 38 PJ. A pesar de ser una floja campaña, el buen trabajo de la temporada anterior le otorga tranquilidad respecto al descenso.

En la temporada 2001-02 volvió a estar en instancias definitorias para el ascenso a la B Nacional: logró acceder al reducido de ascenso tras un 9° puesto, perdiendo contra Sportivo Italiano en octavos de final.​ En 2002-03 termina en los puestos de abajo, 18° con 38 puntos en 36 PJ. En 2003-04 logra mejorar su campaña de dos años atrás, llegando en el 6° puesto con 71 puntos en 42 PJ, pero por el formato de la competición no disputa ninguna instancia definitoria.

De allí en adelante el equipo no pudo repetir buenos rendimientos en la categoría, deambulando alternativamente entre la mitad de la tabla y la pelea por la permanencia: fue 18° con 37 puntos en 40 PJ en la 2004-05, 15° con 43 puntos en 34 PJ en la 2005-06, 18° con 46 puntos (22 Apertura y 24 Clausura) en 42 PJ en la 2006-07 y 14° con 49 puntos en 40 PJ en la 2007-08. La temporada 2008-09 dejó al canario en la 14.ª posición, manteniéndose alejado del descenso. La siguiente temporada halló a un Flandria en problemas, se acercaba el final del torneo y se mantenía próximo a las plazas de descenso. Aunque sumó tan solo 40 puntos, a fuerza de un Andrés Montenegro imparable que marcó 18 goles en la temporada, a través de un partido desempate contra San Telmo condenó a su rival a jugar la promoción y logró conservar la categoría.

La temporada 2009-10 y la 2010-11 siguieron lo que sería una constante en los siguientes años, campañas agónicas, sumando muchos puntos en las segundas partes de torneo, para escaparle al fantasma del descenso. La 2011-12 dejó a Flandria en una posición más holgada, quedando a tan solo 5 puntos del reducido y tomando un poco de distancia de la zona caliente de descenso.

La siguiente temporada (2012-13), la buena sumatoria de puntos lograda en la temporada anterior le permitió al Club tener cierta tranquilidad,y a pesar de navegar en la parte baja de la tabla, se mantuvo lejos de la zona caliente del descenso. Terminó 15° en la tabla con 48 puntos (12 PG, 12 PE, 16 PP) y 13° de 21 equipos en la tabla de promedios. Al finalizar dicha temporada, el club firmó un convenio hasta 2016 de intercambio de jugadores con el Club Atlético Lanús. A través de ella arribaron al club prometedores jugadores que habían disputado partidos en Primera División en su club de origen pero que llegaban en busca de continuidad.​

La temporada 2013-14 fue la portadora de malas noticias. El tan temido descenso llegó a tocar la puerta, luego de sumar tan solo 35 puntos en 40 partidos, de cambiar 4 técnicos en una sola temporada, con una primera mitad de competición muy mala, cosechando una gran cantidad de derrotas y goles en contra. Muestra de la situación de la temporada es que de 40 encuentros, solo logró sumar 7 victorias. La llegada de Pedro Monzón en el ecuador de la Competición no pudo revertir el mal momento y el 17 de mayo de 2014 quedó decretado el descenso a la Primera C tras 16 años en la Primera B Metropolitana perdiendo por 1 a 0 ante la UAI Urquiza en la anteúltima fecha de la temporada.

Tras el descenso a la Primera C, se reforzó fuertemente el plantel para retornar a la B de la forma más rápida posible. Inmerso en una reestructuración de las distintas categorías de ascenso, Flandria fue asignado a la Zona B de la Primera C, donde logró buenas performances, permaneciendo en la primera colocación durante gran parte del campeonato, hasta cercano el final, donde San Telmo a base de victorias le arrebató la punta y logró una ventaja de 4 puntos a dos fechas del final. En una remontada heroica y luego de dos victorias consecutivas, Flandria consiguió forzar un partido desempate ante el Candombero, en cancha de Defensa y Justicia. El partido finalizó 3 a 1 con una actuación determinante del gran ídolo Canario, Andrés Montenegro, que convirtió el segundo gol de chilena. Esta victoria significó el retorno de Flandria a la Primera B Metropolitana.

En su retorno a la Primera B, disputó el Campeonato de 2015 terminando en 11° colocación con 54 puntos, con 13 PG, 15 PE y 14 PP, a tres unidades del último peldaño de acceso al Reducido, ocupando por Platense. Este puntaje le permite también alcanzar el cómodo puesto 11° entre 22 equipos en la tabla de promedios para el descenso. El Torneo de Transición 2016 encuentra al conjunto canario disputando desde un comienzo los puestos de vanguardia, ganando los 3 primeros partidos disputados como local. Una derrota en el Carlos V ante Deportivo Español disminuye las expectativas, pero tres encuentros sin perder con dos triunfos lo mantienen en un expectante 3° lugar detrás de Colegiales (que sería su próximo rival) y Fénix. La derrota 2-1 en el final del partido ante el elenco de Munro (luego de ir ganando 0-1) ponía una distancia de 8 unidades entre el canario y la punta del torneo, quedando 8 partidos en disputa. Ayudado por la merma de Colegiales y con la contundente cifra de 5 partidos ganados y 2 empates en 7 partidos (con solo 1 gol recibido) llega a la última fecha con la chance histórica de ascender por primera vez a la Primera B Nacional y por segunda vez (tras 44 años) a la segunda división del fútbol de AFA. El 12 de junio de 2016 Flandria empata contra Atlanta 0-0 en Villa Crespo y logra el histórico ascenso a la Primera B Nacional.

Actualidad. El domingo a las 15,30 Flandria enfrentará a Acassuso.

Flandria derrotó 2-0 a Cañuelas en su encuentro anterior. En los últimos 4 partidos disputados se quedó con la victoria en 2 partidos, resultó perdedor en 1 oportunidad e igualó en 1 encuentro.

Acassuso sumó de a uno en la fecha anterior, tras igualar por 1 a 1 con Dep. Merlo. En los últimos partidos que disputó obtuvo 1 victoria, 2 derrotas y 1 empate.

El duelo correspondiente a la Fecha 9 de Argentina – Primera B Temporada 2021 se jugará el próximo domingo 2 de mayo a las 15:30.

En el historial del torneo, los últimos 5 encuentros que se vieron las caras en el torneo, el local ganó en 2 oportunidades y terminaron igualados 3 partidos.

El local está en el segundo puesto con 14 puntos y 4 triunfos, mientras que el visitante llegó a las 9 unidades y se coloca en el décimo tercer lugar en el torneo.

El árbitro designado para el encuentro es Lucas Di Bastiano.

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural