Omar Etcheverry

COVID en Argentina. La baja en los casos diarios fue del 34% en lo que va de febrero

Guillermo Ibarra

En medio del escándalo de las vacunación de personas cercanas al oficialismo, que le costó el cargo al hoy ex ministro de Salud, Ginés González García, el Gobierno al menos puede compensar el mal trago con números alentadores de la pandemia. Los nuevos casos diarios comenzaron a bajar en el último mes, después del pico de enero, aunque nadie se anima a anunciar oficialmente que la segunda ola haya pasado. Los pronósticos fallidos y anuncios de vacunación demorados recomiendan la cautela en el oficialismo. Ese descenso se agudizó en febrero cuando los contagios diarios pasaron de 8.436 el 1 de este mes, a los 5.582 de ayer, una baja que equivale al 34%.

La noticia es alentadora en un contexto donde las vacunas escasean y solo el 0,6% de la población recibió las dosis contra el COVID-19.

“La situación es estable con tendencia a bajar” y “hay una inclinación leve a la baja de los casos de internación y casos de contagio”, había señalado el hoy ex ministro esta semana en declaraciones radiales, antes de que Alberto Fernández le pidiera la renuncia.

La primera ola de contagios había tenido su máximo el 21 de octubre con 18.326 nuevos casos informados en un solo día. Luego se produjo un descenso sostenido hasta el fin de semana largo del 8 de diciembre, cuando en coincidencia con el creciente movimiento de gente, los contagios reportados día a día comenzaron a aumentar nuevamente.

El pico de positivos confirmados en el arranque del verano se registró el 7 de enero, cuando se reportaron 13.835 nuevos casos en 24 horas. El aumento de la circulación de personas a los lugares de veraneo y el relajamiento social por el hecho de estar al aire libre -pese a que los expertos insisten en que no genera inmunidad- estuvieron entre los principales motivos.

Desde entonces, y en forma más sostenida desde febrero, comenzó a observarse una tendencia a la baja, aunque aún lenta. Se abre un interrogante sobre lo que pasará con el retorno a las clases presenciales, que en la Ciudad de Buenos Aires se produjo esta semana que pasó.

La situación en PBA y CABA

En el principal distrito del país, la provincia de Buenos Aires, en lo que va de febrero, el descenso de nuevos casos para la media móvil de 7 días fue del 36%. Este cálculo del promedio semanal permite neutralizar los descensos en los contagios diarios informados los fines de semana porque el retraso en la carga.

De hecho, esta semana que pasó, el gobernador Axel Kicillof destacó que en la Provincia se registró “la quinta semana consecutiva de reducción de casos” de coronavirus, tras haber tenido un pico de 4.500 contagios detectados a comienzos de 2021″. En efecto, el 10 de enero se notificaron 4.510 nuevos casos en territorio bonaerense, y a partir de ese momento comenzó un descenso a ritmo lento, hasta los 2.337 de ayer. El descenso es sostenido en el interior de la Provincia, y en menor medida en el AMBA. “Calculamos que hasta el frío va a seguir bajando”, le dijeron desde el Ministerio de Salud de la Provincia a Infobae.

En CABA, en tanto, desde el 10 de enero se observa también un descenso de casos como en PBA, aunque en lo que va de febrero fue más acelerado, del 39%. Sin embargo, el distrito porteño aún no llegó a los valores más bajos de principios de diciembre. El 8 de diciembre, el promedio de los siete días anteriores fue el más bajo de todo ese mes: 256 casos.

“A partir de la mitad de diciembre evidenciamos un aumento de casos que se extendió hasta la primera quincena de enero. Desde ese momento se evidencia un descenso muy marcado, especialmente en los últimos 10 días. Cerca del 10 de enero tuvimos una media móvil de alrededor de 1.400 nuevos casos confirmados por día. Actualmente son 700 los contagios registrados por jornada, es decir, la mitad de lo que fue ese valor a mediados de enero. Esto se debe en gran medida a que la ciudadanía ha logrado refocalizar en el cuidado luego del período de las fiestas, en el que la interacción social, familiar y laboral fue naturalmente más alta”, le dijo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, a Infobae.

Para Jorge Aliaga, físico y ex decano de la Facultad de Ciencias Exactas, “el promedio viene dando en la última semana -que fue atípica- menor al de la semana pasada. O sea que sigue bajando la cantidad de nuevos casos, con distinta velocidad. En el interior más rápido en general, y menos rápido en la Capital Federal y en el Gran Buenos Aires”.

“Lo que no es CABA y PBA, ya está por debajo del mínimo de diciembre. El interior de la Provincia de Buenos Aires ya está llegando a lo que tenía en el mínimo, le falta un poquito. Al AMBA -sin CABA- le falta un poco más. Y a la que le falta más para llegar a esos números del piso de diciembre es a la Ciudad de Buenos Aires”, analizó este investigador. En su opinión, esto se debe, probablemente, al aumento de los testeos a los que vuelven de las vacaciones, donde se detectan casos leves, y al testeo a los docentes por la vuelta a clases.

Con estos números, podría considerarse que el país estaría saliendo de lo que se conoce como “segunda ola”, aunque hay quienes creen que ola hay una sola y que lo que se produjo en el verano fue un rebrote; uno de los muchos que se podrían observar en el futuro si la campaña de vacunación no evoluciona a un ritmo más acelerado y si se relajan las principales medidas de prevención: el uso del barbijo y la distancia social.

En el acumulado desde el primer caso detectado en el país el 3 de marzo de 2020, Argentina lleva ya contabilizados 2.060.625 casos a lo largo de estos más de once meses.

Sin embargo, Argentina aún muestra un número bajo de testeos: al día de ayer los test por millón de habitantes eran 157.929, un número mayor al de hace un mes -124.328- pero bajo si se lo compara con los números de otros países. Dinamarca, Estados Unidos, Israel y el Reino Unido ya testearon a casi toda su población. Argentina, solo al 15%.

Lo que ocurre en las provincias

Del análisis de nuevos casos diarios para el promedio de los últimos 7 días, el comportamiento de la pandemia en las provincias, también parece estar mostrando descensos en los nuevos casos diarios en algunas provincias como Catamarca, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Misiones, La Pampa, Neuquén, Río Negro, San Juan, Santa Cruz, Santa Fé, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

No ocurre lo mismo, sin embargo, en Córdoba, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Salta y San Luis, donde los nuevos casos diarios no parecen estar disminuyendo.

En San Luis, en particular, se produjo en febrero un aumento de casi el triple de nuevos contagios cada 24 horas: el 1 de febrero el promedio diario era de 38 y a mediados, de 105.

La tendencia en menor cantidad de casos diarios que se observa en las últimas dos semanas, tiene un correlato débil con la cantidad de muertos informados diariamente. El 1 de febrero pasado, se notificaron 275 nuevos fallecidos, con un promedio de 174 para los 7 días anteriores.

Al día de ayer, se reportaron 122 muertos, con un promedio de 133 nuevos fallecimientos para la semana previa. El total de fallecidos desde el inicio de la pandemia asciende a 51.122.

Porcentaje de población vacunada

La llegada de las primeras dosis de la Sputnik V, en alguna medida, también contribuyó a crear la falsa sensación de que la pandemia estaba bajo control.

Sin embargo, se aplicaron hasta ahora un total de 707.148 dosis de la Sputnik V: 445.614 de la primera y 261.534 de la segunda. Esto implica que el 0,98% de la población recibió el primer componente de la vacuna y solo el 0,6% ambos.

Son porcentajes bastante bajos, en especial si se los compara con Israel donde casi la mitad de la población recibió al menos una dosis; o Chile en la región, donde ya recibió la primera dosis casi el 10 % de la población.

Créditos: Infobae

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural