Omar Etcheverry

E.F.I.N. a un paso de la gloria. Ganó la final de ida por 1 a 0 ante Salgado en Reserva.

Guillermo Ibarra

Mucho se comentaba del temible equipo que presentaría Salgado esta tarde. Pero de esto ya hemos hablado. Yo creo que en Lobos los comentarios eran similares. Enfrente tenemos nada menos que a EFIN, dirían.

Parecía que el tiempo no permitiría que la final se jugara, pero al final fue sólo viento.

EFIN sin Landa en el fondo por la expulsión en la semi, debía obtener hoy un buen resultado para poder afrontar con mayor tranquilidad la final en casa.

El viento, debemos decirlo, desdibujó en distintas ocasiones un partido que pintaba para ser realmente muy bueno. A los dos minutos de iniciado, ya Santi Salguero tuvo trabajo al ganar un mano a mano después de un pelotazo largo. A los 4, corner para Salgado tras un despeje de Cerdá. A los 5, tiro libre en forma de centro que Santiago Salguero despejó con los puños. Los pelotazos a las espaldas de los centrales azules eran constantes. E.F.I.N. no hacía pie, no podía entrar en el partido.

A los 7, nuevamente llega Salgado con un zurdazo que se va lejos.

A partir de este momento, E.F.I.N. comenzó a pensar y el partido se hizo más equilibrado.

Cerca de los 10 minutos, Franquito Polenta recibió una fuerte infracción pero se recuperó rápidamente. Luchy Derbis la quiso tirar al área pero se fue muy pasada.

Prendieron las luces del estadio y E.F.I.N. también se iluminó, a pesar de que un córner que cayó en el área azul, casi se convierte en una pesadilla, luego de que Salguero lo descolgara y el remate posterior se fuera muy cerca.

A los 14, Leo Rivas la tiró alta en la que fue la primera de peligro para el visitante. A los 17, penal para EFIN. Patriada de Nico Bruno y penal a Franco Polenta. Fue Jonhy Santana y golazo, pero el árbitro lo anuló, por adelantamiento del propio Franco, según nos comentara en el entretiempo.

Fue Jonhy de nuevo y atajó el arquero. La suerte parecía echada. El partido se hizo muy friccionado y se puso picante. Tres minutos más tarde el arquero de Salgado le ahogó el grito al propio Jonhy después de un tiro libre, dando rebote en dos oportunidades.

A esta altura, era cada vez más sólida la tarea de Nicolás Bruno en el medio.

Y de allí al final del primer tiempo, se sucedieron varias, ya que los dos se equivocaban. El 9 de Salgado con Santiago vencido la estrelló en el travesaño, luego el arquero verde le ganó un mano a mano a Santana, y en la última, Leo Rivas salvó su arco de milagro.

A descansar. E.F.I.N. con la bronca del penal y Salgado que encontró un rival que no arruga nunca y empuja todo el tiempo.

El segundo tiempo no varió demasiado. Pero el viento, aunque cruzado, esta vez le haría las cosas algo más fáciles a la banda del iglú,

Parecía ser el partido de los centrales. Dos centros de Rivas y Derbis fueron despejados por los de Salgado y por otra parte Centurión y Cerdá ganaban cuando se lo proponían. Ambos tuvieron un gran partido.

La entrada de Diego Almeyra le dió movilidad y profundidad al ataque de los navarreros. Salgado si bien intentaba, ya no llegaba con asiduidad.

Y llegó el gol de tiro libre de Johny Santana y el desahogo de la gente de Leguizamo.

Ahora sí, EFIN lo manejaba, pero no debía descuidarse. Salgado con uno menos intentaría una patriada. Y casi la encuentra en una de las últimas del partido.

Final y victoria. Trabajada, complicada, emotiva como todas las finales; pero vale doble. Lo vale por el esfuerzo, lo vale por el penal marrado, lo vale porque se ganó de visitante.

Ahora en siete días, de local, con la tribuna Miguel Polenta a pleno, las cosas pueden ser distintas. A esto le sumamos la vuelta de Landa. Será otra final a todo o nada, pero otra vez E.F.I.N. está ahí, a un pasito de la gloria.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas.

Imágenes: Federico Ibarra.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural