Omar Etcheverry

E.F.I.N. no pudo con Salgado. Cayó en la final de Reserva por 3 a 0.

Guillermo Ibarra

La fiesta estaba preparada. Los chicos lo merecían. Hablando con uno de ellos en el final, me decía: queríamos regalarle esto a la gente, estamos con bronca por enroscarnos con lo que se transmitía de afuera.

La gente estaba en las tribunas, y la que no estaba,  seguía el partido por las redes. El partido arrancó feo, trabado, sin llegadas, hasta que llegó la expulsión de Agustín Cerdá a los 18 minutos del primer tiempo. El árbitro interpretó que era último hombre tras una fuerte infracción y cobró tiro libre a favor de Salgado.  Cerdá era clave en la defensa por lo que jugaba, corría y contagiaba, y con él afuera, la cosa cambiaría notoriamente. Golazo, al palo izquierdo de Salguero y 1 a 0 para el verde de Lobos. El árbitro se equivocaba para los dos lados constantemente. Salgado jugaba algo mejor, y no aparecían los hombres clave de E.F.I.N.

El ambiente en las tribunas no era el ideal. El partido se hacía cada vez picante. Fricciones, empujones. No era lo que fuimos a ver. Se jugaba más fuera de la cancha que dentro de ella. Oscar Salas se fue expulsado también y E.F.I.N., quedó con nueve jugadores. Del lado de Salgado también hubo un expulsado y quedó con diez. Cada vez, la cosa se complicaba más, pero Salgado no aprovechaba el hombre de más. El árbitro no colaboraba demasiado, ya que seguía errando en el 90 por ciento de sus fallos.

En el segundo tiempo, mejor dicho en el arranque y hasta los 20 minutos, el partido fue otro. Yo estaba cerca de la hinchada de Salgado y comencé a notar su preocupación. Santana comenzó a manejarla y Derbis arrimaba cada vez más peligro. Es así que en el inicio nomás un pelotazo perfecto de Luchi Derbis de izquierda a derecha, fue conectado por Leonel Rivas Ortega, que la mató con el empeine y la pelota dió en el travesaño. E.F.I.N. seguía, a pesar del hombre de menos, pero a pesar de tener más la pelota, no inquietaba. Encima, a los 23 del segundo llegó el 2 a 0 cuando mejor estaba jugando. De todos modos, la diferencia era exigua y con un gol, E.F.I.N. forzaba los penales. A ocho del final, llegó el tercero para Salgado, que a esta altura era claro dominador y posteriormente, E.F.I.N. quedó con 8, por expulsión de Centurión. De allí al final nada cambió.

Hay mucha tela para cortar y muchas cosas para analizar desde el funcionamiento de los azules. Creo particularmente que la expulsión temprana cambió todo.  A partir de ahí, Nico Bruno jugaba donde podía, tratando de ser la rueda de auxilio del equipo, Leo Rivas se veía en desventaja numérica y a pesar de eso trataba de correr a todo el mundo, alternando buenas y malas, pero siempre con fiereza y entrega. La segunda expulsión también fue clave. El arbitraje contribuyó a calentar el partido por los persistentes errores. Una verdadera pena. Realmente estos chicos habían hecho todo para campeonar, pero el fútbol tiene estas cosas. Hoy, a pesar de esto, Salgado fue justo ganador y se llevó el torneo, con los goles de Nigro, Caminos y Ghigliazza.

Ya habra tiempo para los análisis, de todos modos, este grupo merece que todos lo felicitemos, como lo hizo el propio Tomassini presidente de la Liga al finalizar el encuentro. Será hasta el próximo campeonato. Bravo gladiadores.

 Click en las imágenes de abajo para ampliarlas.

 

 

 

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural