Omar Etcheverry

Épicos. El emprendimiento agroecológico que busca crecer en el campo y con el campo

Guillermo Ibarra

¿Recuerdan que en el Día Mundial del Medio Ambiente, le hicimos una nota al Licenciado en Ciencias Ambientales Tobías Merlo, Director de ReforestArg? Hoy, enterados de un nuevo emprendimiento del que forma parte junto a otros tres primos, volvimos a contactarnos con él para que nos cuente un poco más acerca de un nuevo modelo de producción de alimentos que busca crecer y expandirse.

Épicos es un emprendimiento nacido hace un año entre cuatro primos (Tobías, Ramón, Ignacio y Lucas), que quisieron proponer un nuevo modelo de producción de alimentos. Los problemas, según ellos, radican en que el sistema agrícola depende de los agroquímicos, contaminando el agua, el medioambiente y a las personas. Por otro lado, un modelo agroexportador que no genera valor agregado ni trabajo en el interior. Esto inevitablemente hace que se contamine el ambiente, las ciudades se llenen de gente y los pequeños pueblos queden en situación de total abandono.

Había que pensar en una solución para este problema y a ellos se les ocurrió diseñar un nuevo sistema en el que se produzcan alimentos agroecológicos, sin absolutamente ningún químico e industrializarlos en molinos harineros.

La propuesta: Los dueños de campo se comprometen a destinar algunas hectáreas a la producción agroecológica. Épicos les provee las semillas, la experiencia, el acompañamiento en el desarrollo del cultivo y luego le compran al productor asociado toda la cosecha para enviarla a industrializar. Según afirma, el dueño de los campos triplica su margen de ganancia a la vez que cuida el suelo, el agua y a las personas. Los emprendedores producen sin utilizar agroquímicos, agregan nuevos cultivos al típico sistema de monocultivos y además, con el 1% de las ventas plantan árboles en bosques nativos degradados a través de ReforestArg ( el programa de restauración ecológica del bosque nativo del que ya les contamos en la nota anterior).

Épicos produce alimentos nutritivos, como el lupino, una semilla que no se utilizaba en Argentina, una legumbre alta en fibra con tres veces más proteína que la quinoa, con más hierro que el kale y tres veces más fibra que la avena. Es un alimento con prebióticos que mantienen la biota intestinal y compuestos bioactivos antioxidantes y antivirales. Además de la harina de lupino -la única que comercializan hasta ahora-, están sembrando teff, amaranto, quinoa, mijo y otras semillas altamente nutritivas como psyllium husk y sorgo blanco.

Los emprendedores ya tienen sembrados cultivos en tres campos. El padre de Ignacio fue el primer productor que aceptó la propuesta de Épicos. “Le pedimos que confíe en el sistema. Al principio fue difícil, tuvimos algunos errores, pero él siguió apostando y al final nos fue muy bien. Cuando aparecieron los buenos resultados nos llamaron otros productores rurales para sumarse. Ahora, necesitamos generar mayor demanda y crecer en los campos, el universo nos está dando un montón de señales de que el sistema actual va por el camino incorrecto. Por eso proponemos una forma distinta de producir alimentos”, finalizó Tobías.

El emprendimiento nació en un campo de Tandil, luego se extendió a Ayacucho y San Antonio de Areco y la idea es seguir creciendo.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas y verlas completas. Video al pie.

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
Don Julio
200 Danza Clasicas
Farmacia Osacar
Almi
Sociedad Rural