Omar Etcheverry

«IRMA» se dirige a Estados Unidos.

Guillermo Ibarra

El poderoso huracán Irma continúa golpeando con violencia el Caribe, destruyendo a su paso casas, forzando la evacuación de miles de personas y dejando al menos 19 muertos, mientras se encamina hacia Estados Unidos.

Cuatro personas murieron en las Islas Vírgenes estadounidenses, dijo un portavoz del Gobierno, y un hospital sufrió graves daños por el feroz viento.

Barbuda, donde murió una persona, quedó reducida a «escombros», según el primer ministro Gaston Browne. En el territorio británico de ultramar de Anguila otra persona falleció y hubo severos daños en el hospital y el aeropuerto, así como en los servicios eléctrico y telefónico, dijeron funcionarios de los servicios de emergencia.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, dijo que nueve cuerpos fueron recuperados en la pequeña isla franco-holandesa de St. Martin.

Tres personas murieron en Puerto Rico y alrededor de dos tercios de la población se quedó sin electricidad, dijo el gobernador Ricardo Rosselló después de que la tormenta pasara por la costa norte del territorio estadounidense. Un surfista también falleció en Barbados.

El ojo del huracán llegó el viernes a la isla Gran Inagua (sur de Bahamas) con vientos máximos de hasta casi 260 kilómetros por hora. Más tarde, en el informe de las 5 horas locales del viernes, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) informó que pasó a categoría 4.

El ojo de Irma seguirá avanzando durante la mañana del viernes hacia el sureste de las Bahamas y después continuará hacia la costa norte cubana y el resto de las Bahamas durante el día de hoy y parte del sábado, según el NHC.

Después de su paso por Cuba y Bahamas, se espera que siga en dirección norte hacia Florida al final del fin de semana.

El huracán está ahora a 860 km al este-sureste de Miami, donde se le espera el domingo.

El jueves, el ciclón avanzó sobre República Dominicana y Haití antes de acercarse a las islas Turcos y Caicos y a Cuba durante la noche

El Centro Nacional de Huracanes estadounidense emitió el viernes a la madrugada un Aviso de Huracán para el Sur de Florida y los Cayos«Es una situación potencialmente mortal», advirtió el último boletín.

El norte de Haití fue golpeado por Irma a partir de las últimas horas del jueves: el ciclón trajo fuertes lluvias y vientos causando inundaciones y cortes de carretera, según datos facilitados por el Ministerio del Interior.

Se emitieron órdenes de evacuación para las zonas costeras del norte, entre ellas la Isla de la Tortuga. Por otra parte, el empobrecido país carece de personal para hacer efectivas las órdenes de evacuación, y se desconoce cuántas personas desalojaron las zonas más vulnerables.

En República Dominicana las olas desbarataron una docena de viviendas en la comunidad pesquera de Nagua, pero se cree que en esos momentos estaban vacías. Miles de lugareños y turistas fueron desalojados de las zonas costeras. Las autoridades informaron de algunas inundaciones después del paso del huracán en el mar frente a la costa norte.

Las lluvias fueron más intensas en Santiago, la segunda ciudad en importancia del país, donde se han registrado algunas inundaciones, así como en las turísticas Puerto Plata, Samaná, y Punta Cana.

Una multitud de turistas que se encuentran en Punta Cana reportaron caídas de palmeras y un intenso oleaje durante la noche del miércoles, por lo que se refugiaron en los salones de famosos hoteles. Las autoridades pidieron a la población que no salgan a las calles y tomen todas las precauciones necesarias.

En varias localidades de la costa norte y este también se han registrado fuertes vientos y un considerable oleaje, así como caída de árboles y postes del tendido eléctrico.

La empresa de suministro eléctrico Edesur Dominicana informó este jueves que, debido al paso del huracán Irma, 34.569 abonados se encuentran sin electricidad, lo que representa el 4,22 % de sus clientes.

A causa del huracán, el mayor formado en la cuenca atlántica, más de 6.800 personas han sido evacuadas, según informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), que mantiene en alerta roja a la mayoría de provincias del país, 24 de un total de 32.

Unos 7.500 turistas fueron trasladados de hoteles situados en el este o noreste del país, la zona más afectada por el huracán, a otros de Santo Domingo y Santiago como medida preventiva, desde varios complejos hoteleros de Samaná, Punta Cana y de Puerto Plata.

Nagua, en el norte de República Dominicana, fue una de las ciudades más afectadas por Irma (Reuters)

Cuba espera el embate de este huracán para la noche del viernes, después de pasar por Bahamas. Las autoridades decretaron el máximo nivel de alerta en siete de sus 15 provincias y obligaron a desalojar a 10.000 turistas extranjeros.

En su Nota Informativa 3, el Estado Mayor de la Defensa Civil ordenó fase de «alarma» para «Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila», todas en el este y centro de la isla.

Guantánamo, en el extremo más oriental de la isla, comenzó a sentir la noche del jueves las primeras señales de la llegada del huracán, con intensas lluvias y fuertes ráfagas de viento que ganarán intensidad en el curso de la madrugada.

La «fase de alarma» prohíbe la circulación innecesaria de vehículos y personas, la desconexión preventiva del servicio eléctrico, insta a las personas a estar constantemente informadas, y ponen en alerta a brigadas de socorristas y servicios médicos. En «fase de alerta» se mantienen las provincias centrales de Villa Clara, Sancti Spiritus y Cienfuegos, y la occidental de Matanzas.

En las zonas turísticas más amenazadas, playas y cayos de la costa norte central y oriental, miles de turistas extranjeros fueron evacuados, anunció el ministerio de Turismo. De los cayos Coco, Guillermo y Santa María, conocidos por sus hermosas playas de arenas blancas y aguas turquesas, más de 6.000 veraneantes fueron desplazados al balneario de Varadero y La Habana, situados fuera de la zona de peligro, según la probable trayectoria del huracán. En la oriental provincia de Camagüey, más de 2.400 turistas fueron trasladados a instalaciones en el interior de la isla.

En EEUU, cerca de un millón de personas recibieron órdenes de abandonar áreas costeras de Florida y Georgia, en la mayor evacuación masiva en Estados Unidos en 12 años.

«Será realmente devastador», anticipó el jueves el director de la Agencia estadounidense de Gestión de Emergencias (FEMA), Brock Long. «Todo el sureste de Estados Unidos debe protegerse».

El gobernador de Georgia, Nathan Deal, ordenó el jueves la evacuación obligatoria de la ciudad de Savannah y otras zonas costeras de este estado del sur de Estados Unidos a partir del sábado. Deal dijo que todos los habitantes del condado de Chatam, de unos 300.000 habitantes y que incluye a Savannah, deberán abandonar el área a partir del sábado, y anunció el despliege de 5.000 efectivos de la Guardia Nacional.

El gobernador de Florida, Rick Scott, reportó que al menos 31 mil personas fueron evacuadas de Los Cayos, el archipiélago turístico donde el miércoles se urgió a la población a buscar refugio. Además, se trasladó a todos los pacientes de los hospitales de la zona.

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural