Omar Etcheverry

MANO A MANO CON ÁLVARO de LAMADRID DESDE VENEZUELA.

Guillermo Ibarra

Ayer lo habíamos anticipado, pero la ansiedad me ganó y no pude esperar hasta su regreso a Argentina. Me contacté con Álvaro, quien muy gentilmente accedió a ser entrevistado. Autor del libro «LA DÉCADA ENTERRADA», denunciante de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner (por los presuntos delitos de narcotráfico, contrabando, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito), escritor, abogado y dirigente radical, para quienes aún no lo conocen. Álvaro nació, se crió y estudió en Navarro, para luego irse a Capital. También vivió varios años en El Calafate, donde denunció entre otras cosas, la compra de terrenos fiscales a precios irrisorios por parte de los Kirchner y dirigentes vinculados a ellos. Yo tuve la oportunidad de compartir la «época» en la que estuvo en Navarro, en la que aún no manifestaba el gran interés que hoy tiene por la política y los asuntos derivados de ella. Pero pasemos a lo importante, que es la nota que logramos y a continuación compartimos con ustedes…….

E.N. ¿Cómo surgió la posibilidad de viajar a Venezuela, en medio la crisis y el complicadísimo momento que vive hoy?

Surge por dos cuestiones. Primero por la denuncia que hice en 2016 a la ex presidente por lavado de dinero, contrabando, narcotráfico y enriquecimiento ilícito. En esa denuncia, yo explicaba que la corrupción del Kirchnerismo no es algo que se dió delictivamente fronteras adentro de adentro de Argentina, sino que tenía también, nexos, vínculos y conexiones internacionales. Las mismas eran con el Chavismo y con las F.A.R.C.. En esa organización delictiva se habían llevado adelante dos grandes cuestiones; el narcotráfico y el lavado de dinero. Me invitaron por eso y por el libro «LA DÉCADA ENTERRADA» (Cristina, sus valijas  y el plan mesiánico para volver) que presenté en agosto de 2016 de Editorial Planeta y que tuvo tanto éxito. Ambas cosas, motivaron el interés. Incluso además, el viaje que yo hice más o menos coincidente con la fecha de la salida del libro, a Colombia, donde fui invitado a dar charlas en Bogotá y Medellín. Estuve en varias oportunidades y eso despertó también el interés de sectores opositores de Venezuela. Concretamente, María Corina Machado me termina invitando (es la líder nacional del Partido Vente Venezuela). El viaje se fue postergando por distintas cuestiones; (la dinámica de la situación de Venezuela determinó que se diera en el tiempo después de fijar la fecha), el autogolpe que intentó dar Maduro a la Asamblea Nacional quitándole todas sus facultades y prácticamente cerrándola (que después lo retrotrajo), y la nueva ofensiva, que es la Constituyente, para modificar la Constitución Nacional de una manera que no está prevista en la propia Constitución. Ante la gravedad de la situación analizamos viajar, ya que yo iba a venir igual a Venezuela (por supuesto que se acotó la agenda originaria y las charlas más abiertas o medianamente publicitadas, por la gravedad concreta del momento en el que terminé viajando).

E.N. –  ¿Quién te recibió allá?

Me recibió María Corina Machado, que más allá de ser la líder de Vente Venezuela, goza de una gran popularidad porque es una dirigente que ha tenido una gran coherencia en el tiempo y es la que ha explicado de mejor manera que el régimen de Maduro estaba dispuesto incluso a matar a sus compatriotas con tal de no brindar una salida democrática y pacífica. Entonces ella fue quién de alguna manera me permitió (a través de sus diputados, con quienes me propuso un contacto rápidamente) ir a la Asamblea Nacional y ser un invitado especial a la sesión que se dio el martes 9 en el Hemiciclo (que sería el Congreso). Ella fue muy generosa, ya que notificó de mi visita y la agenda que yo iba a tener, a todos los demás líderes opositores. Fui recibido por los diputados de María Corina y rápidamente comencé a interactuar con los presidentes de los demás bloques que me fueron presentados, que son Voluntad Popular (el partido de Leopoldo López y Lilian Tintori), Primero Justicia que es el partido de Capriles, Acción Democrática, y otros partidos de la oposición. Entonces en definitiva, interactué con todos los líderes del arco opositor. La actividad de la Asamblea Nacional, el martes 9 fue muy significativa porque incluso el Director de Protocolo y Ceremonial de la Asamblea Nacional me recibió muy calurosamente. Dio unas palabras de bienvenida y nombraron mi presencia en el pleno de la Asamblea. Me aplaudieron de pie los diputados de todos los bloques. La bancada del gobierno no estaba presente. Sus bancas estaban vacías y lo hacen regularmente. Han abandonado la Asamblea Nacional, no les interesa. El presidente de esa bancada es Diosdado Cabello, que es el jefe del narcotráfico que maneja el gobierno. Antes era el presidente de la Asamblea Nacional, hace un año perdieron las elecciones y ahora el presidente es Borges de la oposición y el Chavismo ya ni asiste a las reuniones. Han logrado a través del Tribunal Supremo que se invaliden sistemáticamente todas las actividades, las leyes y todo lo que hace la Asamblea Nacional. Debo resaltar que los diputados no cobran hace 10 meses, es decir, prácticamente desde que asumieron y eso les imposibilita llevar adelante la tarea legislativa y política. Como los pagos vienen de tesorería y se efectúan desde el Ejecutivo, no les pagan, porque la Asamblea Nacional no produce nada y no puede tener dinero para garantizarse el pago de los sueldos y todo lo operativo. El sueldo que ha fijado el gobierno para los diputados actualmente, es de 9 dólares y ni siquiera se los pagan. Me permitieron poder exponer sobre estos vínculos que denuncié entre el Kirchnerismo, el Chavismo y las F.A.R.C., situación que no generó sorpresa y pero si  generó hacia mi persona un gran reconocimiento. Incluso me sorprendió que supieran que fui una de las primeras personas que denunciaron a los Kirchner  en la Argentina. La jornada fue muy emotiva. En el orden del día se trató el rechazo a la Constituyente de Maduro, y un repudio a la detención y desaparición desde hace 10 días de Wilmer Azuaje, diputado nacional. Me solidaricé con la familia y se me hizo una nota que salió en la televisión venezolana hablando de la situación. Lo último de la reunión fue una comunicación vía Skype con Almagro, secretario general de la O.E.A., que informó todas las gestiones que está haciendo el organismo para intentar una salida democrática en Venezuela.

E.N.-  ¿Te reuniste con la mujer de Leopoldo López?

No. No la vi a Lilian Tintori. Es una cuestión que estaba programada y Lilian me iba a recibir, pero cuando yo estuve en Caracas, que de hecho estuve hasta el miércoles, Lilian estaba en una visita a Brasil en un encuentro con el presidente Temer y otras autoridades legislativas. Por eso no pudimos generar el encuentro. Cuando ella volvió a Caracas, yo ya no estaba. Sin perjuicio de eso, me comuniqué a través del diputado nacional Ángel Álvarez, del estado de Carabobo, que es un dirigente nacional del partido Voluntad Popular (el partido de Lilian y Leopoldo López). Este me permitió transmitirle en una comunicación, mi solidaridad por la lucha que está llevando y mandarle un abrazo a Leopoldo, que hace tanto tiempo que está «secuestrado» (políticamente hablando). Esa es una situación mucho más dramática que la de un preso político.

E.N. – ¿Estuviste en algún momento en peligro? ¿Te asignaron seguridad? 

Tengo seguridad porque la gente que me trajo ha sido muy responsable y me ha provisto de un escolta y de un vehículo blindado. Te quiero aclarar para no generar una situación de dramatismo que si bien me muevo en un auto blindado, eso es algo bastante común acá. No es que yo sea el único, ni que eso me coloque en una situación especial con respecto a cualquier otro. Te diría que acá cualquier persona que puede acceder a eso, trata de lograrlo. Tenés que tener en cuenta Guillermo, que hoy estar en la calle en Venezuela, te coloca en una situación de gran inseguridad. Marchar es inseguro, salir a comprar algo es jugarse la vida y salir a trabajar, también es jugarse la vida. Tenes que tener en cuenta que desde que empezaron todas estas protestas, han muerto 40 personas, hay 120 heridos graves, y hay 1800 detenidos injustamente. El gobierno aplicó lo que se llama el plan Zamora, que consiste en juzgar a los civiles por participar en las marchas o por simplemente tener una foto en el celular, podes ser acusado de terroristas, de traidores a la patria y ser juzgado en jurisdicción militar. Te sacan los fueros civiles y te encarcelan. Entre las 10 ciudades más inseguras del mundo, en este momento, 4 son de Venezuela (Caracas, Valencia, Ciudad Guayana y Barquisemeto). En definitiva, podemos decir que hoy, es el país más inseguro del mundo. Otro dato que quiero que manejes, es que en un año hubo 27000 homicidios. La misma cantidad de víctimas que en toda la dictadura militar en Argentina, prácticamente. Por eso tengo seguridad personal, y eso no implica excepciones. Es lo que vive todo el mundo acá.

E.N. –  ¿Cómo crees que termina esto? ¿Qué puede pasar?  ¿Creés que Maduro puede declinar su actitud?

Los escenarios son muy amplios. Van desde una guerra civil, a una renuncia de Maduro con continuidad del régimen, o la salida anticipada de Maduro, con elecciones anticipadas. La verdad que cualquier cosa puede pasar. Hay una cacería emboscada y asesinato de compatriotas diría yo. Las imágenes son tremendas. Yo estuve en una marcha el día lunes en Caracas, invitado por María Corina Machado. Me solidaricé y marché, y vi quienes marchan, como marchan los jóvenes, como se ponen guantes, equipamiento para no tener problemas con los gases lacrimógenos, etc. Todo el mundo anda con bicarbonato para mezclarlo con agua y tirárselo en la cara rápidamente y poder respirar, con pañuelos, y la verdad es que vas caminando y en cualquier lugar te sale un grupo de tareas del SEBIN con gases lacrimógenos, balas, tanquetas, es una locura.

La entrevista fue más larga, pero hay cosas que por seguridad Álvaro no puede develar. Me pidió que aclare que más allá de lo dramática de la situación, él está bien y que cumple con las medidas de seguridad que le han impuesto. Nos contaba que los dirigentes venezolanos le agradecieron mucho y destacaron que él pudo soportar esta situación, sólo por haber vivido varios años en peligro con su propio gobierno. Eso le dio otra sensibilidad para manejarse en situaciones como esta y poder sobrellevarlas. Nos despedimos afectuosamente y Álvaro, (Turi para mí) prometió charlar nuevamente con EL NAVARRERO con mayor tranquilidad, luego de su vuelta a Buenos Aires.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural