Omar Etcheverry

Nuestra ciudad en la edición digital de Clarín de hoy.

Guillermo Ibarra

Los sabores tradicionales de la pampa bonaerense ocupan un lugar preferencial en el programa de cualquier recorrido por Navarro. Los salames, los quesos y el infaltable asado de campo son parte de los atractivos a la par de los sitios históricos y la opción de descanso al aire libre que propone el parque que rodea la laguna. El típico día de campo en los restaurantes La Lechuza, La Fernanda y Don Julio de Navarro constituye apenas el punto de partida de un paseo por este pueblo centenario, lleno de mojones que inducen a detenerse.

Después de la larga sobremesa sugerida por la relajada atmósfera natural se puede probar suerte con la caña de pescar en la laguna, pródiga en dientudos, carpas y tarariras. Cerca de allí, en el Parque Dorrego (km 155 de la ruta 41), un conjunto arquitectónico y un museo marcan el lugar exacto donde fuera fusilado el político y militar Manuel Dorrego en 1828.

Más testimonios de las cruentas luchas entre unitarios y federales resguarda frente a la plaza principal el Museo Municipal, que también da cuenta del desarrollo social y cultural de la comunidad de Navarro. A su vez, la estación del tren que dejó de correr hace décadas alberga el Museo Ferroviario, por iniciativa del vecino Carlos Martino, ex jefe de esta parada del ramal de trocha angosta del Ferrocarril Belgrano. Materiales, herramientas, señales, fotografías y documentos conforman la colección privada.

En un predio contiguo a la estación del Ferrocarril del Sud fue levantada en 1997 una réplica del Fortín San Lorenzo de Navarro. Una empalizada de 650 palos a pique de acacia blanca rodean los ranchos con paredes de barro y paja y cielorrasos de caña tejida con tientos.

Finalmente, el Museo de Ciencias Naturales y Paleontología (en calle 24 entre 13 y 15) reúne fósiles autóctonos hallados en las orillas de los arroyos de la zona y durante excavaciones relizadas en el casco urbano de Navarro.

El recorrido por este remanso de la llanura bonaerense -surgido como fortín militar en 1767- puede completarse con una visita a la parroquia San Lorenzo Mártir (construido en 1870), el antiguo almacén de ramos generales La Protegida y el boliche de Juan Moreira, la última pulpería que sobrevive en Navarro.

Miniguía

Cómo llegar. Desde Buenos Aires hasta Navarro son 105 kilómetros por Acceso Oeste; en Merlo girar hacia la izquierda por Pérez Quintana hasta la estación de tren, cruzar la vía y la antigua ruta 7 y seguir por ruta 40 (ex 200); peaje, $ 40; con SUBE, $ 30. Opción: Acceso Oeste hasta Luján y rutas 47 y 40 (dos peajes, $ 80; con SUBE, $ 60) o Riccheri, Autopista a Cañuelas y rutas 6 y 40 (dos peajes, $ 40).

Combi Del Sur Bus desde Coronel Díaz y Arenales (ciudad de Bs. As.) hasta Navarro, $ 285 ida (02227- 43-0803 / www.delsurbus.com.ar).

Desde Primera Junta llega el colectivo 136.

Dónde alojarse. Casa de campo La Fernanda: dos días y una noche en dormy con pensión completa y actividades, $ 1.600 por persona; tres días y dos noches, $ 2.600. Día de campo (desayuno, almuerzo, merienda y actividades), $ 420; de 3 a 10 años, $ 210 (www.lafernanda.com.ar).

Hotel Fortín: habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi y cochera, $ 950; habitación triple, $ 1.000 (02272- 420-323).

Dónde informarse. (02272) 430-500.

www.navarro.gob.ar

www.navarropueblo.com.ar

www.lagunadenavarro.com

 

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural