Omar Etcheverry

Pedido de Publicación de Daniela Rocca.

Guillermo Ibarra

Pedido de publicación.

Hoy tengo la necesidad de contarle a la gente de este pueblo el “porqué” de mi retiro de la Lista 1País y del grupo de Hernán Ferrari. Se que lo primero que pensaran es que a esta altura de la campaña y a días de las elecciones mi fin es arruinarle o generarle daño, como el mismo Ferrari me acuso el día que hice publico mi retiro en mi muro de Facebook. Por lo contrario, si esto lo publico hoy, es porque tuve la suerte de ver mensajes y escuchar audios de los integrantes de la lista momentos después de mi salida del grupo de whatsapp.

Hace días termine de leer y escuchar todo. Y fue suficiente para convencerme de que mi salida de ese grupo fue saludable para mí y la mejor opción.

Solo voy a decir que hablar mal de una persona que sí salió a escuchar a la gente y trabajó por la gente, habla de lo pobre que son como personas quienes se encargaron de decir por ejemplo que mi familia no me quiere, que tengo problemas hasta con mis papás por mis hijas, que no me las quieren cuidar para salir a hacer política.

Quien me conoce sabe que estoy más que convencida de que una madre debe pasar el mayor tiempo posible con sus hijos durante la infancia, etapa que los marcara para el resto de su vida. Y trabajo duro para ser una madre, que si bien sale a trabajar todos los días, está presente.

Quien conoce a mis viejos sabe que jamás han tenido un NO para con sus hijos y nietos.

Lo peor de todo es que a horas de mi salida le consulte a quien lidera esta lista sobre la veracidad de lo que estaban hablando en el grupo de whatsapp. El mismo Hernán Ferrari me negó todo, diciéndome que me estaban informando mal.

Luego de hacerlo público me llegaron más de 30 mensajes de diferentes personas, que no son familiares, felicitándome por la salida de este grupo. Entonces entendí que yo no había hecho mal las cosas.

Durante el tiempo que trabaje en el Concejo Ferrari me pagó a través de un modulo que decía recibir a mi nombre. Y en esto quiero ser más que clara. Trabajé las dos últimas semanas de junio, por las que Ferrari me pagó dos mil pesos. En el mes de julio trabaje el mes completo y ya llegado el fin de dicho mes, alrededor del 23 de julio, fue González quien dijo haber sacado de su bolsillo para pagarme, ya que los módulos que reciben no estaban llegando.

González fue a mi domicilio donde me dejó 4 mil pesos. El mes de agosto también lo trabaje completo, pero aún no lo cobré. Ferrari me explico que los módulos no están llegando. Pero quiero aclarar que por esa plata yo jamás firme ningún recibo o papel que tuviera mi nombre.

Es probable que jamás cobre ese dinero, pero si estoy más que tranquila de que no le hice mal a nadie. Y si parezco “un burro de carga” porque ando en bicicleta con mis hijas, como se encargaron de decir, duermo tranquila porque no use el dinero de nadie para comprarme la bicicleta. No tengo auto, pero duermo tranquila. Mi honestidad no se vende.

Por último quiero contarles que todo esto fue informado a la Senadora Ferraro, quien lleva adelante una fuerte lucha por los derechos de las mujeres. Ferraro me llamo el día 11/10 para saber el porqué de mi retiro. Le comente que mi trabajo no era valorado en el grupo, y que cada vez que junto con Lorena nos presentábamos ante los vecinos a escucharlos, ese trabajo era criticado constantemente por personas que integran la lista.

Le comenté acerca de los posibles mensajes y audios en donde se generaba una violencia psicológica hacia mi persona y hacia Lorena Lochwick. Luego de ver y escuchar los audios le informe lo sucedido a esta señora, quien vio los mensajes pero jamás respondió. Me sentí muy triste porque había confiado en su trabajo y lucha.

Es verdad que he recibido propuestas de los demás partidos, pero hoy en día no estoy en ningún grupo político, lo aclaro ya que es una gran preocupación que pude ver leyendo los mensajes de esta gente, quienes dicen que soy interesada y que busco lo fácil, que me fui por los pocos votos que se obtuvieron en las PASO.

Las disculpas ya no alcanzan y no sirve que te llamen y te digan “era una joda”. Saben dónde termina la broma cuando lastiman a otra persona con sus palabras. También soy miope si. Y me da pena que se rían de eso.

Queda a la luz la discriminación y la violencia psicológica que ejercieron estas personas, y peor aún, que el líder del grupo no los detuviera sino que se riera junto a ellos.

Dentro de los mensajes leídos, esta gente intentaba armar un mismo discurso sobre que podían salir a decir ante la pregunta de porque me fui del grupo, intentaban armar un complot. Esas mismas personas son las que se encargaron de criticar constantemente mi trabajo.

Tengo los audios y mensajes para que la gente sepa que esto no está armado y no es un intento de generar daño.

Gracias.

Rocca, Daniela.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural