Omar Etcheverry

Salud. Importante avance en la lucha contra el cáncer.

Guillermo Ibarra

Científicos estadounidenses identificaron más de un centenar de genes que resultan clave para que los tratamientos de inmunoterapia contra el cáncer sean efectivos a largo plazo. La inmunoterapia es uno de las principales esperanzas en el tratamiento del cáncer, en especial en los pacientes con metástasis.

“La respuesta a la inmunoterapia puede ser fantástica, pero debemos comprender por qué algunos pacientes no responden”, señaló Nicholas Restifo, director del grupo de trabajo del National Cancer Institute (NCI), quienes publicaron ayer los resultados en la revista Nature.

Los investigadores analizaron los componentes genéticos imprescindibles para que las células cancerígenas no desarrollen resistencia tras una primera respuesta positiva del tratamiento.

Los efectos de la inmunoterapia se deben a la acción de los linfocitos T, un tipo de células del sistema inmune que puede reconocer y destruir los tumores. Algunas células cancerígenas, sin embargo, se muestran resistentes a la acción de los linfocitos T, por lo que los científicos comenzaron a buscar los genes que permiten activar el mecanismo de destrucción.

El grupo de Restifo utilizó la técnica de edición genética conocida como CRISPR para desactivar de manera selectiva ciertos genes en células de melanoma maligno. Los investigadores apagaron de forma consecutiva todos los genes humanos conocidos capaces de codificar proteínas y evaluaron en cada caso cuál era la efectividad de los leucocitos T.

Así, el estudio identificó más de cien genes que pueden jugar un papel en el mecanismo que permite eliminar los tumores por medio de la inmunoterapia. Para confirmar sus indagaciones, los científicos comprobaron a partir del historial de 11.000 pacientes que existe una asociación entre las personas que cuentan con los genes previamente identificados y la respuesta positiva al tratamiento.

Lucha contra el cáncer: prueban una potente terapia llamada «droga de la vida».

“Uno de los tratamientos contra el melanoma que tiene gran importancia en la actualidad es el uso de anticuerpos monoclonales que ´liberan´ al sistema inmune, y sobre todo a los linfocitos CD8, de frenos normalmente existentes. Sin embargo, no todos los pacientes responden a esta terapia, ni todas las células de un tumor responden de la misma manera. “, explicó a Clarín José Mordoh, jefe del laboratorio de Cancerología del Instituto Leloir e investigador del Conicet. En la Argentina unas 61 mil personas mueren anualmente por algún tipo de cáncer.

“Los autores del nuevo trabajousan la técnica CRISPR e identifican en tumores resistentes a la inmunoterapia, una mutación en la proteína APLNR, que es uno de los tantos receptores asociados a la proteína G (GPCR) que existen en las células normales y cancerosas. El APLNR envía señales al interior de las células y se había asociado hasta ahora a la función de las células cardíacas, por lo que este hallazgo es novedoso e interesante”, dijo Mordoh.

Y agregó que “la función intacta del APLNR parece ser entonces importante para que la célula tumoral pueda morir por acción del linfocito CD8. Es un comienzo interesante, usando una tecnología de avanzada, para comenzar a comprender la resistencia a las inmunoterapias”. Fuente: Diario Clarín.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural