Omar Etcheverry

SANTOS ZUBERBUHLER EN LA NACIÓN DE HOY.

Guillermo Ibarra

La carne, los lácteos y los granos. La Santísima Trinidad del campo estuvo presente en el panel que moderó la periodista Eleonora Cole y que tuvo como invitados a Fernando Canosa, director de Canosa & Asociados; Alfredo Gusmán, presidente de Asociación Argentina de Angus; Santos Zuberbühler, director de la Sociedad Rural Argentina y Santiago del Solar, director ejecutivo de Estancias Lauquen.

Canosa y Gusmán se encargaron de la carne. «El crecimiento de la clase media del mundo es más rápido que la capacidad biológica de producir carne», lanzó al inicio el director de la consultora Canosa & Asociados, quien describió la oportunidad que tiene la Argentina de suplir una demanda de proteínas insatisfecha. «Es una de las cadenas con posibilidades de generar un adicional de hasta US$ 12.000 millones en divisas y 400.000 puestos de trabajo más para desarrollar el interior del país», destacó el ingeniero agrónomo sobre el sector en el que está involucrado.

Gusmán también describió un mejor escenario para la carne: indicó que los ganaderos están «muy optimistas» con respecto a la posibilidad de que se abra el mercado de Estados Unidos. «Si esto pasa, atrae a otros mercados como Vietnam o Corea», detalló. También destacó la posibilidad de vender a México y recordó que ya hubo un primer acercamiento cuando representantes del país norteamericano se acercaron este año a la Argentina a «ver los protocolos».

Canosa recordó que durante un tiempo hubo una «falsa» creencia de que la exportación descuidaba el consumo interno. «Cuanto más exportemos más barata va a ser la carne para nosotros. Los cortes de alto valor van al exterior, pero cada vez va a haber más asado, más vacío y más matambre y el argentino va a estar abastecido», destacó.

En tanto, Del Solar se explayó sobre el lugar del país como exportador de alimentos: «La capacidad de producir para países que están preocupados por su seguridad alimentaria y encuentren un socio que les pueda proveerlos de manera confiable y continuada genera un cambio muy importante de relacionamiento de la Argentina con otros países del mundo».

Señaló que considera interesante la agenda «para hacer el segundo piso del campo argentino» que busca «producir más y controlar las oportunidades» que el mundo le da a la Argentina. «Va a tomar tiempo porque tenemos muchas asignaturas pendientes tranqueras adentro con los productores, pero también a nivel nacional con todo lo relacionado con la logística», apuntó.

Zuberbühler lo complementó: «Un eslabón fundamental es la infraestructura, que estuvo abandonada durante 15 años y, en algunos lugares, tal vez más. El camión que entra hacia un tambo tiene que hacer malabares», dijo. Agregó: «Si nuestro producto tiene 50 dólares más de flete no lo van a consumir. No hay que desfinanciar las arcas del Estado pero sí de a poco ir bajando esa terrible presión fiscal que nos resta competitividad».

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural