Omar Etcheverry

Se realizó la Conferencia titulada «Dorrego, la primera grieta», en la Biblioteca José Ruiz de Erenchun.

Guillermo Ibarra

Acaba de finalizar hace instantes en la Biblioteca Pública y Popular José Ruiz de Erenchun,  la Conferencia titulada «Dorrego, la primera grieta», a cargo del profesor Jorge Ferronato.

Ferronato es Historiador especializado en Historia Económica, Profesor Adjunto Regular de la Facultad de Ciencias Económicas, y Director General del Ciclo Básico Común de la U.B.A. desde el año 2008. Ha sido Secretario Legislativo, Sub Secretario General del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Legislador.

Profesor Adjunto de Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado de la U.B.A.. Ciclo Básico Común. A cargo de cátedra. Desde el año 1998 y continúa.

Profesor adjunto de Historia Económica Argentina de la U.B.A. Facultad de Ciencias Económicas. Desde el año 1990 y continúa.

Profesor Asociado «Ad Honorem» de Historia Económica y Social General de la U.B.A. Facultad de Ciencias Económicas desde el año 1998 y continúa.

Autor y compilador de varios libros y artículos relacionados a Historia Latinoamericana.

La Conferencia, por demás interesante, comenzó con la invitación del profesor a remontarnos a lo que era Argentina allá por el año 1800 para poder interpretar la misma. La disertación giró en torno a que podamos darnos cuenta, de que hace muchísimos años, con un país, que más que ser un país, aún era un proyecto, el empleo de la violencia, la revolución, el caos y la guerra, no condujeron a nada. En un principio las luchas eran entre lugartenientes de San Martín por un lado y por el otro, también. Luchas y peleas de años y años, entre comunes y la mayoría de las veces, sin sentido.

Cualquier semejanza con la realidad es pura coincidencia. En fin.

Ferronato explicó que la grieta entre unitarios y federales que no sabían donde empezaba ni donde terminaba Argentina, terminó con la llegada de la tecnología, del crecimiento del país, de la llegada del alambrado. Fuimos rápidamente potencia mundial, con esfuerzo, con orden, con sacrificio. El país de nuestros abuelos inmigrantes. 

La muerte de Dorrego fue la primera grieta, pero no la única sostuvo, y continuó afirmando para finalizar: hay que recuperar ese país, el de nuestros abuelos. Ahora nos hablan de otras grietas. Es una falacia, tanto como la de Dorrego; todos somos necesarios, los unos y los otros. 

Realmente, impecable y muy claro.

Además, al finalizar, se brindó un espacio de consulta para interesados en el C.B.C.

El evento fue organizado por Rotary Club Navarro, auspiciado por N.V.R. (90.5) y la presentación del profesor Ferronato fue realizada por Alfredo Martínez.

Click en las imágenes de abajo para ampliarlas y verlas completas.

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural