Omar Etcheverry

VIAJES. LA ISLA DE PASCUA.

Guillermo Ibarra

La Isla de Pascua hizo soñar a muchos exploradores y a varias generaciones de viajeros. Durante largo tiempo fue uno de los lugares más remotos del mundo y sigue siendo también hoy, en plena era de la explosión turística global, el sitio habitado más aislado del planeta. Sus primeros vecinos viven en la isla de Pitcairn, a más de 2000 kilómetros, otro confite de tierra perdido en el Pacífico.

Por suerte, desde la Argentina no es tan complicado ni costoso acceder a esta isla que vio nacer una de las civilizaciones más singulares de la humanidad. Los misteriosos moáis son los vigías de ese viaje, pero hay mucho más para ver en este minúsculo universo, más pequeño que la ciudad de Buenos Aires. Se pueden explorar cuevas, subir hasta la cumbre de un volcán, descubrir la única escritura del hemisferio sur, avistar aves, bucear en aguas tropicales y conocer a los rapanuis y su cultura polinesia.

ALOJAMIENTO

Antes de realizar un comentario, lea nuestros Términos y condiciones

Babys
Cutrin Propiedades
El Trebol
Matias Cuello
Optica Irislent
 Carniceria Sebastian
Farmacia Osacar
Sociedad Rural